El análisis de la flora intestinal podría ayudar a prevenir las secuelas del coronavirus. Microviable Therapeutics

El análisis de la microbiota intestinal podría ayudar a prevenir los efectos más graves de la COVID-19. Con esta premisa, Microviable busca financiación para diseñar un modelo predictivo y abrir la posibilidad de diseñar tratamientos desde España.

En palabras de Noelia Martínez, Directora de I+D+I en Microviable: “se trata de hacer un análisis de una cohorte de personal sanitario, que ha estado muy expuesto al COVID-19, algunos de los cuales se habrá infectado y otros no se habrán infectado, y valorar las diferencias en su microbiota y los metabolitos que esta microbiota está produciendo y ver si esas diferencias que nos encontremos van a tener un efecto modulador en la infección COVID-19”.

Después de analizar las muestras, a través de inteligencia artificial se puede establecer un modelo predictivo, un patrón de respuesta inmunitaria frente al virus. Eso permitiría sentar las bases para diseñar tratamientos actuando sobre la microbiota para prevenir la infección o al menos los efectos más graves.

En esta primera fase están colaborando el HUCA, el CSIC a través del IPLA y la Fundación CTIC, que aportará los algoritmos matemáticos.

Reportaje en RTPA